Cambios

El blog inicia una nueva etapa, marcada por razones tecnológicas que persiguen mejorar sus contenidos y desarrollo. No se producirán cambios importantes ni en su inspiración inicial (sumarse a la información y opinión principalmente en asuntos mercantiles, con alguna excursión extravagante por otros derroteros) y en el contenido de sus entradas.

 

He aprovechado este paso para adaptar la nueva situación que depara la proliferación de blogs y blogueros en nuestra materia. A la vez que el pionero Jesús Alfaro ha conducido su siempre sugerente Derecho Mercantil al Almacén de Derecho, el número de blogs mercantiles o paramercantiles” españoles no ha cesado de crecer y así trato de reflejarlo por medio de los enlaces y blogroll correspondientes (mis disculpas si de alguien me olvido). Entre los novísimos se encuentra el blog que elabora mi amigo y compañero Alberto Tapia, al que doy la bienvenida al club y aventuro la acogida que su laboriosidad y capacidad merecen.

 

Supongo que los cambios que hoy empiezo a compartir con los seguidores del blog reclamarán una fase de adaptación y mejora que generarían algunas molestias que espero poder subsanar con el desarrollo de este nuevo formato.

 

Mi imprescindible agradecimiento a quienes me han auxiliado en este “salto” y, en especial, a Luis Hernández Donadeu y a Ignacio Martín.

 

Por supuesto, mi agradecimiento renovado a cuantos me han ayudado desde el inicio del blog en su puesta en marcha y continuidad, con especial mención al equipo de la Biblioteca de nuestra Facultad.

 

Madrid, 1 de septiembre de 2015