Consejos y cuota femenina: los problemas jurídicos de la iniciativa


Ha transcurrido algo más que un par de semanas desde que publiqué mi anterior entradasobre el tema y vuelven desde Bruselas las noticias sobre el intento de ampliar la presencia femenina en los consejos de administración de las sociedades cotizadas europeas. De acuerdo con la amplia crónicaque recoge El País, en la reunión de la Comisión Europea se puso de manifiesto la resistencia de alguno de los comisarios y, sobre  todo, los informes de los Servicios Jurídicos que alertan sobre los límites de una iniciativa europea al respecto:

 “El servicio jurídico de la Comisión ha explicado que, según la jurisprudencia del Tribunal de Luxemburgo, una norma de la UE no puede imponer a los Estados miembros una obligación de resultados en términos de cuotas, sino que solo puede fijar los medios para alcanzar determinados objetivos. Tras constatar la división del colegio y las dudas del servicio jurídico, Durão Barroso ha decidido tomarse más tiempo para preparar esta propuesta.
Atendiendo a las conclusiones del debate, se ha encargado a Reding que modifique su propuesta para que, manteniendo el objetivo de garantizar el equilibrio entre géneros en las empresas, se ajuste a la jurisprudencia, y respete el principio de subsidiariedad. Eso sí, el plan es que siga siendo una directiva y no solo una recomendación voluntaria”.
El reconocimiento a favor de una mayor presencia femenina alcanza también al Banco Central Europeo. De acuerdo con la nota de prensa, del pasado lunes 22 de octubre, el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo expresó su insatisfacción por el hecho de que el nombramiento de un nuevo consejero no recayera en una mujer.
Comentarios adicionales ofrece la entradade hoy del Blog de Manuel Conthe, donde explica la regla 4-30-4 que se sugirió desde la FIDE.
Madrid, 25 de octubre de 2012