Liquidación concursal y deterioro del valor de los activos

Es una de las características de la insolvencia empresarial en España la de haber convertido la liquidación –en contra del planteamiento que inspiraba la Ley Concursal– en la solución habitual (más del 90% de los concursos desembocan en liquidación). La liquidación es además una mala solución, porque a la propia desaparición de la empresa concursada se suma su escasa utilidad como medio de satisfacción general de las deudas.

 

Una de las causas para esa insatisfacción que acompaña a la liquidación es la disparidad que presenta el valor contable o de mercado asignado a activos propiedad de la concursada y el valor de venta que finalmente se registra y que implica un notable deterioro con respecto al primero. El equipo de investigación ECRI de la Universidad del País Vaco y Deusto Business School que dirige Unai Olabarrieta, ha puesto en marcha un estudio que pretende, precisamente, profundizar en el grado y las causas de ese deterioro.

 

Para ello, invitan a cuantos administradores concursales tengan interés por participar a responder a la encuesta a la que puede accederse aquí.