Los títulos valores como categoría artística

Leer y estudiar Derecho mercantil –al igual que sucede con esa misma acción en relación con otras disciplinas jurídicas- nos conduce cada vez más desde el papel hacia lo digital. A pesar de ello, uno de los momentos más satisfactorios de los días en que asisto a nuestra Facultad lo encuentro en la obligada visita a la librería. Un lugar en el que siempre hay oportunidad de encontrar las nuevas publicaciones. Esta vez quiero reseñar el libro de Carlos Petit, “Arte y Derecho mercantil. Imagen y concepto de los títulos valores en la España ilustrada”, Madrid 2017, 174 páginas.

 

Pocas materias ilustran mejor el tránsito del documento a la electrónica que la evolución de nuestros títulos valores. Hablar de la desmaterialización o desincorporación es inevitable, en un proceso en el que la eliminación del documento o título es imparable, entre otras razones porque lo imponen la técnica y la ley. El libro es una mirada hacia el tiempo en el que, precisamente, el título tenía una importancia no ya jurídica sino artística. Como explica en las primeras páginas el autor, los títulos valores se convirtieron en genuinas obras de arte. Como acreditan las muchas imágenes que recogen acciones y otros títulos que hoy en día resultan asombrosos por lo que implican de pericia artística, de técnica de  grabado y, en suma, de la preocupación por incorporar distintos derechos a documentos que suponían un resultado estético destacable.

 

Madrid, 25 de septiembre de 2017