Nueva Ley de Sociedades Laborales

Las llamadas “sociedades laborales” y las “sociedades participadas” por los trabajadores han sido objeto de regulación especial por medio de la Ley 44/2015, de 14 de octubre (que derogó la precedente Ley 4/1997), de sociedades laborales. Esta regulación especial tiene como finalidad esencial el establecimiento de nuevas figuras societarias que sirvan para la creación de empleo y el fomento de la participación de los trabajadores en la empresa, de acuerdo con el mandato recogido en el artículo 129.2 de la Constitución. La Ley 44/2015 ha querido dar un nuevo impulso a estas figuras societarias, cuyo uso presentaba un relativo descenso en los años precedentes.

 

La reforma también ha perseguido adaptar el régimen de las sociedades laborales y participadas a los cambios evidentes que se han producido en la legislación societaria. Cambios que resultaban aplicables a las sociedades laborales y participadas porque ambas son sociedades anónimas o de responsabilidad limitada que se someten a las disposiciones de la citada Ley 44/2015 (v. sus arts. 1 y 19).

 

Aquí puede consultarse la evolución estadística de este tipo se sociedades en los últimos años.