Reducción de capital y constitución de reservas

La Resolución de 16 noviembre de 2015 de la Dirección General de los Registros y del Notariado trata de un acuerdo de reducción de capital con la finalidad de restablecer el equilibrio entre capital y patrimonio contable disminuido como consecuencia de pérdidas, al objeto de dotar la reserva legal y constituir reservas voluntarias. En concreto, la junta adoptó los siguientes acuerdos:

 

Reducción de capital en la cantidad de 10.805.310 euros mediante la disminución del valor nominal de las participaciones sociales, destinando y transformando el importe de la misma: 1.º) A la compensación de pérdidas la cantidad de 5.485.307,64 euros. 2.º) A la constitución de reserva legal por importe de 240.1118 euros. Y 3.º) A la dotación de las reservas voluntarias por la cifra de 5.079.884,36 euros”.

 

La fundamentación jurídica de la calificación negativa a la inscripción solicitada se produjo en los siguientes términos:

 

1.º) Conforme lo establecido, en el Artículo 322.1 de la Ley de Sociedades de Capital y de diversas Resoluciones de la. Dirección General de los Registros y del Notariado, entre otras la siete de Enero de dos mil quince, en las sociedades de responsabilidad limitada no se podrá reducir el capital por pérdidas en tanto la sociedad cuente con cualquier clase de reserva y en el propio acto se están constituyendo reservas por importes la legal de doscientos cuarenta mil ciento dieciocho euros para la legal y la voluntaria de cinco millones setenta y nueve mil ochocientos ochenta y cuatro euros con treinta y seis céntimos.–Dada la función de garantía que, entre otras desempeña el capital social, el rigor de las exigencias legales para su reducción ha de observarse escrupulosamente en la medida en que, en el presente caso, puede comprometerse las expectativas de cobro de los posibles acreedores sociales, si se posibilita que las reservas establecidas en la misma Junta de fecha 30 de junio de 2014, puedan distribuirse como beneficios futuros entre los socios, en lugar de ir destinados necesariamente a cubrir las pérdidas acumuladas.–2.º) Conforme a la Resolución de la Dirección General de los Registros y del Notariado de fecha 16 de marzo de 2011, y además en aplicación del defecto aludido en el punto 1.º), en el presente caso la reducción de capital para constituir reservas voluntarias requiere que tales reservas sean constituidas con carácter indisponible como tutela de los acreedores. Otra posibilidad sería que si el acuerdo se adoptó en Junta universal y por unanimidad, como parece ser el caso, no sería necesario constituir la reserva indisponible, si se expresa la identidad de los socios y se determina la parte que les corresponde en esas reservas voluntarias, aceptando cada socio su responsabilidad por esas cantidades”.

 

La Resolución confirma el criterio del Registrador.