Supervisión gubernamental de la retribución en entidades de crédito


Las últimas semanas han dado lugar a múltiples noticias sobre la retribución. Cabe pensar que buena parte de ellas obedecía al anuncio de nuevas medidas en esta materia (principalmente de contenido fiscal) o de la relación que el tema tiene con la reestructuración bancaria, que parece entrar en su fase final. Con respecto a esto último, transcribo la reseña correspondiente a la última reunión del Consejo de Ministros anunciando un próximo informe destinado a aplicar las limitaciones retributivas en las entidades de crédito que vayan a ser objeto de rescate con cargo a fondos públicos: 

 “El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el  que se instruye al ministro de Economía y Competitividad para que requiera al Banco de España un informe sobre la política retributiva llevada a cabo por las entidades bancarias que actualmente reciben ayuda pública antes de que se hubiera producido esa recepción.
Una vez conocidas las necesidades de capitalización de las entidades que precisan ayuda pública, se considera necesario determinar la política retributiva llevada a cabo a favor de los gestores, incluidas las indemnizaciones en los supuestos de cese.
El Gobierno ya decidió hace varios meses topar las retribuciones e indemnizaciones que los gestores podrían recibir e, incluso, que las variables a esas retribuciones se diferirían en el tiempo para poder determinar, una vez pasado un plazo razonable, que la gestión había sido la adecuada y había llevado a una mejora en la situación de la entidad”.
El citado informe supondrá, por lo tanto, una mirada hacia el pasado (polémico en relación con entidades y casos concretos) y el futuro (complejo, pues la legislación ya aprobada puede situar a las entidades rescatadas en una posición de inferioridad competitiva).
Madrid, 3 de diciembre de 2012