Activismo de inversores institucionales: la experiencia española


En las sociedades cotizadas, el activismo de los accionistas es uno de los temas más debatidos a la hora de analizar y explicar las relaciones de poder, el gobierno de la sociedad y, en particular, el funcionamiento de la junta general. Estos temas que han merecido una atención doctrinal enorme ofrecen en los últimos tiempos una serie de datos empíricos que   refuerzan el interés por estudiar el tema y revisar algunos de los preceptos de los que se partía tradicionalmente. 

En alguna entradallamé la atención sobre los cambios que estaban produciéndose en el desarrollo de las juntas generales de algunas de nuestras sociedades cotizadas a la vista del creciente protagonismo de los llamados “asesores de voto”. Hoy toca citar a los “inversores institucionales”. En su edición impresa del día 27 de octubre pasado, el diario Expansión ofrecía, bajo el título “Así votan los fondos rebeldes en las juntas españolas”, una información detallada que destacaba el protagonismo directo de distintos inversores internacionales que han hecho expresa su discrepancia con respecto a aspectos relevantes de la gestión de numerosas sociedades cotizadas españolas. La información de Expansión es interesante porque atribuye votos negativos o abstenciones a concretos inversores institucionales y en relación con las juntas generales de determinadas sociedades cotizadas.
Madrid, 5 de noviembre de 2012