Apunte concursal (2)

El artículo 1.1 de la Ley Concursal (LC) establece la regla esencial para la delimitación del presupuesto subjetivo del concurso:

 

“1. La declaración de concurso procederá respecto de cualquier deudor, sea persona natural o jurídica”.

 

Previsión que es matizada por el artículo 1.3 LC:

 

“3. No podrán ser declaradas en concurso las entidades que integran la organización territorial del Estado, los organismos públicos y demás entes de derecho público”.

 

La aplicación de la LC ha dado lugar a varios procedimientos en los que han sido nuestros Tribunales los encargados de establecer el alcance de esa exclusión. Hay casos singulares, como el resuelto por el Auto de 3 de junio de 2015 del Juzgado de lo Mercantil nº 1 de A Coruña (JUR\2015\157255), que establece la posibilidad de declarar en concurso a una Cofradía de Pescadores. El debate jurídico gira en torno a si tal Cofradía puede considerarse un organismo público o si, como finalmente prosperó, presenta características propias que impiden esa consideración y, por lo tanto, que la excluyen del grupo de sujetos a los que es aplicable la prohibición del artículo 1.3 LC [sobre éste y otros temas, v. la reciente y cuidada monografía de mi compañera complutense Isabel Fernández Torres, “El concurso de las entidades del sector público y sus contratistas”, Cizur Menor (2015), 315 páginas].

 

Madrid, 17 de septiembre de 2015