Circular del Banco de España “Información financiera-PYME”

La Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial establecía un nuevo marco en las relaciones financieras entre entidades de crédito y pequeñas y medianas empresas (PYMES). Entre esas medidas figuraba el deber de la entidad de notificar con antelación de tres meses su intención de no prorrogar, extinguir o disminuir en una cuantía relevante esa financiación. Además, en los diez días hábiles siguientes a la fecha que se hubiere realizado esa notificación, la entidad venía obligada a proporcionar gratuitamente a la PYME afectada el documento denominado “Información Financiera-PYME”. El contenido mínimo de esa información lo detallaba el artículo 2 de dicha Ley, cuyo apartado 3 encomendaba al Banco de España, entre otras funciones, la elaboración del modelo-plantilla del documento que las entidades deberán completar para trasladar a la PYME esa información “de manera clara y fácilmente comprensible”.

 

En cumplimiento de esas facultades el Banco de España aprobó la Circular 6/2016, de 30 de junio, por la que se determinan el contenido y el formato del documento “Información Financiera-PYME” y se especifica la metodología de calificación del riesgo previstos en la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial. Esta Circular deberá ser aplicable tanto a las entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito constituidos en España, como a las actividades que en nuestro país puedan realizar las entidades de crédito constituidas en otros países. Es de destacar que la norma 2 de la Circular establece definiciones de PYME, microempresa, pequeña o mediana empresa siguiendo los criterios de la Recomendación 2003/361/CE de 6 de mayo de 2003.

 

La primera parte de la Circular delimita el contenido del documento y detalla cómo incluir los distintos datos de obligada inserción en el mismo (v. normas 3 a 8).

 

Otra parte de la Circular se proyecta sobre la metodología de calificación del riesgo, con la finalidad de permitir a todas las entidades una evaluación, estandarizada y comparable de la calidad crediticia de los acreditados.

 

El modelo del documento se acompaña dentro del Anejo 1 de la Circular.