Ejecución hipotecaria II: el Informe


La ejecución hipotecaria –a la que dediqué la anterior entrada– sigue concitando una amplia atención informativa, ilustrada por la acumulación de tragedias y dramas vinculados con casos concretos. El debate jurídico al respecto se ha intensificado, en buena parte por la polémica que ha acompañado la presentación y no asunción por el Consejo General del Poder Judicial del Informe anexo que acompañaba a otro más amplio sobre la reforma de los procesos civiles. A ese Informe, o mejor, a las noticias dedicadas al mismo dediqué aquella entrada, que hoy se ve complementada por medio de la inclusión del citado documento, titulado “Propuestas para la agilización y reforma de los procesos civiles” y que El País puso a disposición de sus lectores.

El documento constituye un pormenorizado repaso por diversos aspectos de la regulación procesal civil que pueden reformarse. Los últimos apartados se refieren a la Ley Concursal (en cuestiones como la sección de calificación o la tramitación de los incidentes concursales) y a la Ley de Sociedades de Capital (con una propuesta que trata de zanjar la frecuente e inacabable litigiosidad que –en forma de reiteradas impugnaciones- acompaña los conflictos entre accionistas). Otras propuestas pasan por alejar del ámbito de la jurisdicción voluntaria asuntos como la convocatoria judicial de juntas o los expedientes de Derecho marítimo.
El anexo sobre el problema hipotecario se titula “Propuestas en materia de sobreendeudamiento familiar y medidas de protección del deudor frente a las consecuencias de la ejecución hipotecaria (deuda, aval y pérdida de vivienda)” y se extiende a lo largo de las ocho páginas finales del Informe.
Madrid, 29 de octubre de 2012