Una contribución uruguaya en torno a la RSE y el interés social

El Profesor Ricardo Olivera es un destacado jurista uruguayo con el que he tenido ocasión de colaborar en alguna publicación previa, de quien recibí hace no mucho una separata de su intervención titulada “Lucro, sociedad y dividendo”, redactada con ocasión de su ingreso o recepción en la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires. En esa ocasión, el discurso de recepción o contestación corrió a cargo de otro cualificado jurista, como es el Profesor Rafael M. Manóvil.

 

Quien esté interesado en cuestiones básicas y clásicas del Derecho de sociedades encontrará publicada la intervención en los Anales de la citada Academia. Lo que me parece oportuno destacar es, en primer lugar, que como bien termina recogiendo en su reflexión final el autor, el problema expuesto encuentra precedentes a lo largo de los últimos siglos y su vigencia plantea una demanda de equilibrio o sustentabilidad.

 

Al margen de las referencias históricas que realiza hasta llegar al siglo XX, Olivera afronta dos conceptos que han recuperado vigencia en España y en otros muchos ordenamientos, cuales son la responsabilidad social empresarial y el concepto del interés social. Expone en su parte final en qué medida el primero de esos conceptos es un intento de articular una solución intermedia a la reducción del interés social al propio y común de los accionistas. Sobre el tema existen muchas y relevantes contribuciones entre nosotros, que evidencian que ese problema clásico encuentra en nuestra actualidad española e internacional una especial pujanza.

 

Madrid, 29 de septiembre de 2017