Retribución: algunas informaciones adicionales


En el asunto de la retribución de los administradores y directivos y de los conflictos que acompañan su determinación y su práctica, el Financial Times recogía el notable descenso que se estaba produciendo entre los bancos de inversión de la retribución variable. Explicaba la situación en términos que permiten constatar que, en efecto, se está produciendo durante este ejercicio una reducción sustancial de las retribuciones dentro de la banca de inversión y al explicar las causas de esa reducción mencionaba la presión sociológica, el comportamiento crítico de los accionistas a la hora de aprobar las retribuciones propuestas en no pocas juntas generales y, finalmente, los importantes cambios normativos que se habían producido en la Unión Europea en estos últimos años, que habían influido sobre la actitud crítica mantenida por distintos supervisores europeos:

“The portion of the bonus that is being paid out straightaway is also diminishing. European banks are forced by law to defer at least half of their variable pay and award no more than a  quarter in cash.
                            
While the banking sector has been often criticised for paying up at times when profits come down, this year it might be the opposite. The predicted pay reduction is set to come despite better returns. “For the first time we might see pay go down even where performance has improved year on year” says Tom Gosling, partner at PwC in London.
So why then are investment bankers getting paid lower bonuses?
But the second, more crucial force pulling down pay are regulators and shareholders, who have intensified pressure on bank boards.
Pay had prompted investors to rebel at several banks’ annual meetings this year –from Barclays to Citigroup and Credit Suisse- as they want them to share the spoils between employees and shareholders more evenly.
This week, Hermes Equity Ownership Services one of Europe’s most influential corporate governance activists called on banks to scrap annual bonuses and drastically reduce pay. In Europe, regulators have also stepped up pressure on boards to bring down pay and claw back bonuses after scandals such as the alleged manipulation of the Libor benchmark interest rate, the mis-selling of financial products and sanctions violations in the US.
Pay consultants say scandals have changed the attitude among European bank boards, which will sit down in the weeks before Christmas to discuss bonuses”.
Junto a ello, la constatación de cómo la retribución ha pasado a ser un asunto en que el “say on pay” de los accionistas es determinante no sólo para las retribuciones ordinarias, sino también para las grandes operaciones y la continuidad de los administradores, debo destacar las noticias sobre la fusión entre las sociedades Glencore y Xstrata, una de las transacciones más importantes de los últimos meses. Del desarrollo de la junta informaba con detalle la crónicade The Wall Street Journal.
El amplísimo voto negativo de los accionistas de Xstrata a la hora de reconocer importantes retribuciones variables a los administradores que permanecieran en la empresa fusionada ha tenido efectos directos sobre la gestión. El presidente de Xstrata ha anunciado su voluntad de dimitir del puesto una vez se ejecute la fusión. Es una decisión prudente y elogiable por parte de quien ha constatado que no tiene el respaldo de los accionistas en un aspecto que debiera ser visto como esencial para el futuro de la empresa.
Madrid, 22 de noviembre de 2012