Sobre la importancia del presidente del consejo


En la entradaque dediqué a comentar la salida del consejero delegado de Citibank me refería a la importancia que podían llegar a tener las relaciones entre el presidente del consejo y el primer ejecutivo. Como señalé y recuerdo, es uno de los principios organizativos básicos del consejo que, a pesar de ello, encuentra en la realidad de algunos mercados (como sucede con el español) una alternativa tendente a que una misma persona ostente ambos puestos en no pocas entidades.
Al margen de lo mucho que puede escribirse a favor o en contra de esa solución recomendada, Expansión recoge hoy la traducción de una columna tomada del Financial Times y con título expresivo: “Los presidentes ganan poder en los bancos” (p. 16). Es un tema central en el gobierno corporativo. La tesis, con el respaldo de los hechos, viene a ser que las consecuencias de la gestión por parte de consejeros delegados “autoritarios” ha llevado, como parte de su recuperación, a que en las entidades se nombre como presidente a personas que, en función de su previa experiencia profesional (con frecuencia desarrollada en la supervisión financiera), son un poder alternativo al del consejero delegado.
Madrid, 19 de noviembre de 2012